¿Qué es el virus del Zika?

La infección por el virus del Zika es causada por la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, y suele generar sarpullidos, fiebre leve, conjuntivitis y dolores musculares.  

El virus fue aislado por primera vez en 1947 en el bosque de Zika, en Uganda (África). Desde entonces, se ha encontrado principalmente en África y ha generado brotes pequeños y esporádicos también en Asia. En 2007 se describió una gran epidemia en la Isla de Yap (Micronesia), donde cerca del 75% de la población resultó infectada.

 

El 3 de marzo de 2014, Chile notificó a la OPS/OMS la transmisión autóctona de fiebre por virus del Zika en la isla de Pascua. La presencia del virus se detectó hasta junio de ese año en esa isla.

En mayo de 2015, las autoridades de salud pública de Brasil confirmaron la transmisión de virus del Zika en el nordeste del país. Desde octubre de 2015 hasta la fecha, otros países y territorios de las Américas han reportando la presencia del virus.


¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más comunes del zika son exantema (erupción en la piel o sarpullido) y fiebre leve. Suele acompañarse de conjuntivitis, dolor muscular o en las articulaciones, con un malestar general que comienza pocos días después de la picadura de un mosquito infectado.

Se considera que una de cada cuatro personas infectadas desarrolla los síntomas de la enfermedad. En quienes los desarrollan, la enfermedad es usualmente leve y puede durar de entre 2 y 7 días. Los síntomas son similares a los del dengue o del chikungunya, que también son transmitidas por el mismo tipo de mosquito. Las complicaciones (neurológicas, autoinmunes) son poco frecuentes, pero se han descrito en los brotes de la Polinesia y Brasil, y más recientemente en otros países de la región. La diseminación del virus en el continente de las Américas permitirá caracterizar mejor esta enfermedad, al tener más experiencia sobre sus síntomas y complicaciones.


¿Cómo se transmite el zika?

El zika se transmite a las personas por la picadura de mosquitos del género Aedes infectados. Se trata del mismo mosquito que transmite el dengue y la chikungunya. Recientemente se ha constatado la transmisión por otras vías, que se describen en las siguientes preguntas.


¿Se puede transmitir por sangre?

Pese al conocimiento limitado sobre el virus del Zika y las maneras en las que puede transmitirse, lo siguiente sugiere que puede presentar un riesgo para la seguridad de la sangre:

    El zika se ha detectado en donantes de sangre en áreas donde circula el virus.
    Se ha documentado transmisión de  otros virus relacionados (dengue, chikungunya y virus del Nilo Occidental) por transfusión de sangre, por lo que podría ser posible la transmisión del virus del Zika
    Las autoridades de Salud de Brasil han reportado dos casos de posible transmisión del virus por transfusión de sangre.

Se necesitan más estudios para evaluar la prevalencia del virus y de la transmisión por transfusión y productos de sangre, para entender mejor los riesgos que el zika presenta.


¿Qué precauciones deberían tomarse para garantizar la seguridad del suministro de sangre en los países con casos de infección por virus de Zika?

Las medidas específicas recomendadas para prevenir la infección por zika deben ser parte de una estrategia global de la sangre basada en las orientaciones contenidas en el Plan de Acción de la OPS para el acceso universal a sangre segura 2014-2019, para el fortalecimiento de los programas nacionales de sangre. Estas orientaciones recomiendan:

    Una buena organización de los servicios de sangre y procesos de concentración
    La implementación de programas de gestión de calidad en toda la cadena de transfusión y la garantía de Buenas Prácticas de Manufactura
    Garantizar que la donación de sangre sea voluntaria, repetida y de poblaciones de bajo riesgo, y la eliminación de la donación obligatoria de reemplazo
    Asegurar el uso apropiado de la sangre y los componentes sanguíneos
    Proporcionar la formación continua al personal de los servicios de sangre y a los usuarios de los componentes sanguíneos
    Proporcionar vigilancia de la salud, hemovigilancia y gestión de riesgos.

Lo ideal sería que durante un brote de zika en una región específica, se mantuviera el suministro de sangre incrementando la recolección de sangre en las zonas no afectadas. En esas zonas, se puede considerar la posibilidad de aplazar la posible donación de sangre de las personas que hayan visitado recientemente las zonas con transmisión activa de la infección por el virus de Zika, hasta 28 días después de su regreso.


¿Se puede transmitir por contacto sexual?

El virus del Zika se ha aislado en el semen, y se han observado casos de transmisión sexual en diferentes países de la región. Se están analizando las evidencias disponibles para conocer mejor su eventual impacto en salud pública.

Desde la segunda reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional sobre el virus del Zika, celebrada el 8 de marzo de 2016, se aconseja a las embarazadas cuyos compañeros sexuales vivan o viajen a las zonas con brotes, que adopten prácticas sexuales seguras o suspender relaciones sexuales durante el embarazo.


¿Qué se puede hacer para prevenir la transmisión sexual?

Todas las personas infectadas por el virus del Zika y sus parejas sexuales, en particular las embarazadas, deben recibir información sobre el riesgo de transmisión sexual, las opciones anticonceptivas y la seguridad de las prácticas sexuales. Siempre que sea posible, deberán tener acceso a preservativos, y usarlos de forma correcta y sistemática.

A las mujeres que hayan tenido relaciones sexuales sin protección y crean que pueden estar infectadas por el virus, se les debe proporcionar acceso a servicios de anticoncepción de emergencia si no desean quedar embarazadas.

Las parejas sexuales de embarazadas residentes en zonas con transmisión local del virus, o de vuelta de ellas, deberán adoptar prácticas sexuales seguras para evitar la transmisión sexual o suspender las relaciones sexuales durante el embarazo.


¿La madre puede transmitir el zika a su bebé durante el embarazo?

Cada vez hay más evidencias sobre este mecanismo de transmisión.. En estos momentos se están realizando estudios sobre el riesgo de transmisión del virus de la madre al bebé y sus posibles efectos sobre el bebé. Los servicios de atención médica deben hacer seguimiento a las mujeres embarazadas en general, y en particular a las que presentan síntomas de infección por zika.

Más información en: Preguntas y respuestas sobre zika y embarazo.


¿Una madre con zika puede amamantar?

Por el momento no hay informes documentados de que el virus del Zika se transmita al lactante a través de la leche materna. En países en los que hay transmisión de zika no se han descrito resultados neurológicos adversos ni enfermedades graves en lactantes con infección posnatal. Todo cambio de esta situación tendría que ser monitoreado cuidadosamente. A la vista de los datos disponibles, los beneficios de la lactancia materna para el niño y la madre superan los posibles riesgos de transmisión del virus del Zika a través de la leche materna.


¿Cuál es el tratamiento contra el zika?

El tratamiento consiste en aliviar el dolor y la fiebre o cualquier otro síntoma que cause molestias al paciente. Para evitar la deshidratación producto de la fiebre, se recomienda controlarla, guardar reposo y tomar abundante agua. No hay una vacuna o medicamento específico contra este virus.


¿Puede provocar la muerte?

Antes de la propagación del zika en las Américas, el virus había tenido una distribución geográfica y demográfica muy limitada, sin evidencia de letalidad. Sin embargo, en este brote se han notificado casos en los que las manifestaciones y complicaciones han sido más graves, y han ocasionado el fallecimiento del paciente.   


¿Quiénes están en riesgo de contraer zika?

Todas las personas que no han tenido exposición previa al virus que viven en zonas donde el mosquito está presente y se han registrado casos importados o locales, son susceptibles a ser infectadas. Como la especie de mosquitos Aedes se encuentra dispersa en toda la región (con excepción de Chile continental y Canadá), es probable que los brotes se extiendan a otros países donde actualmente no se registran casos.


¿Cómo se puede diagnosticar el zika?

El diagnóstico se basa en los síntomas clínicos y las circunstancias epidemiológicas (brote de zika en el lugar donde vive, viajes a zonas donde circula el virus).

Hay pruebas de sangre que pueden contribuir a confirmar el diagnóstico. Algunas son útiles en los primeros 3 a 5 días desde el inicio de los síntomas (PCR-virológicas), y hay otras pruebas que detectan la presencia de anticuerpos pero que son útiles sólo después de 5 días (serológicas).

Una vez que se ha demostrado la presencia del virus en una zona o territorio, no es necesaria la confirmación en todos los pacientes, y el uso de los ensayos de laboratorio será ajustado a la vigilancia virológica rutinaria de la enfermedad.


¿Cuál es la diferencia entre el zika, el dengue y el chikungunya?

Todas estas enfermedades presentan síntomas similares, pero algunos permiten sospechar que se trata de una u otra:

El dengue presenta fiebre habitualmente más alta, así como dolores musculares más fuertes. Puede complicarse cuando cae la fiebre y se debe prestar atención a los signos de alarma como el sangrado.

El chikungunya, además de una fiebre más alta, el dolor de las articulaciones es más intenso y afecta manos, pies, rodillas, espalda y puede llegar a incapacitar (doblar) a las personas para caminar y realizar acciones tan sencillas como abrir una botella de agua.

El zika no presenta rasgos particularmente característicos, pero en la mayoría de los pacientes se observan erupciones en la piel y en algunos de ellos conjuntivitis.


¿Existe una relación entre el síndrome de Guillain-Barré y el zika?

En las áreas donde se ha documentado una epidemia del zika (como en la Polinesia Francesa y en diferentes  países y territorios en las Américas), se ha observado un aumento de personas con síndrome de Guillain-Barre (SGB) y estudios recientes han documentado esta asociación.

El síndrome de Guillain-Barré se produce cuando el sistema inmune de una persona se ataca a sí mismo, en particular a la mielina que recubre los nervios. Este proceso puede ser iniciado por la infección de diversos virus o bacterias. Los principales síntomas incluyen debilidad muscular, cosquilleo/hormigueo (parestesias) en los brazos y piernas, y puede llevar a complicaciones graves si afecta a los músculos respiratorios. Los pacientes más graves necesitan atención en unidades de terapia intensiva. 


¿Qué países reportaron casos de zika en las Américas?

El 3 de marzo de 2014, Chile notificó a la OPS/OMS la confirmación de un caso de transmisión autóctona de fiebre por virus del Zika en la isla de Pascua. La presencia del virus se detectó hasta junio de ese año en esa área.  

En mayo de 2015, las autoridades de salud pública de Brasil confirmaron la transmisión de virus del Zika en el nordeste del país. Desde octubre de 2015 hasta la fecha, otros países y territorios de las Américas han reportado la presencia del virus.

Ver lista actualizada.

¿Por qué la transmisión en un territorio puede ser rápida?

Hay dos factores para una transmisión rápida que se ha documentado también en otros países: 1) Se trata de un nuevo virus para las Américas y toda la población es susceptible de adquirir el virus de Zika porque no ha sido expuesta previamente  y 2) Porque el mosquito Aedes está ampliamente distribuido en el lugar por las condiciones de clima, temperatura y humedad de los países tropicales.


¿Se puede viajar a un país donde está circulando el zika?

La OPS/OMS no recomienda ninguna restricción a viajes o al comercio internacional relacionada con brotes de zika. Se recomienda a los viajeros que tomen las precauciones indicadas para prevenir las picaduras de mosquitos.

Desde la segunda reunión del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional sobre el virus del Zika, celebrada el 8 de marzo de 2016, se aconseja a las embarazadas que no viajen a zonas donde hay brotes en curso de infección por el virus del Zika, y a las embarazadas cuyos compañeros sexuales vivan o viajen a las zonas con brotes deben adoptar prácticas sexuales seguras o suspender relaciones sexuales durante el embarazo.

Se debe brindar orientación a las personas que viajen a zonas donde circula el virus de Zika sobre los posibles riesgos y las medidas apropiadas para reducir la posibilidad de que se vean expuestas a picaduras de mosquitos. Al regresar, estas personas deben tomar las medidas apropiadas, incluida la actividad sexual segura, para reducir el riesgo de una nueva transmisión.

Más información para quienes viajen a países donde circula el virus del Zika.


¿Cuántos casos de zika se reportaron en la región de las Américas?

Los países comienzan a reportar cuando detectan la circulación del virus en sus territorios. El recuento de casos es difícil porque los síntomas de la enfermedad suelen ser leves, y no todos los afectados acuden a los servicios de salud. Lo importante es la detección de la circulación del virus, para fortalecer la respuesta de los servicios de salud e intensificar la vigilancia de casos graves o complicaciones.

Para más información, vea los informes de situación sobre el zika.


¿Qué medidas se deben tomar para prevenir la infección por el virus del Zika?

La prevención consiste en reducir las poblaciones de mosquitos y evitar las picaduras, que suelen ocurrir principalmente durante el día. Con la eliminación y el control de los criaderos del mosquito Aedes Aegypti, disminuyen las posibilidades de que se transmita el zika, el chikungunya y el dengue. Se requiere de una respuesta integral que involucre a varias áreas de acción, desde la salud, hasta la educación y el medio ambiente.

Para eliminar y controlar al mosquito se recomienda:

    Evitar conservar el agua en los recipientes en el exterior (macetas, botellas, envases que puedan acumular agua) para evitar que se conviertan en criaderos de mosquitos.
    Tapar los tanques o depósitos de agua de uso doméstico para que no entre el mosquito.
    Evitar acumular basura, y tirarla en bolsas plásticas cerradas y mantener en recipientes cerrados.
    Destapar los desagües que pueden dejar el agua estancada.
    Utilizar mallas/mosquiteros en ventanas y puertas también contribuye a disminuir el contacto del mosquito con las personas.

Para evitar la picadura del mosquito se recomienda tanto a personas que habitan en zonas donde hay casos como a los viajeros y especialmente a embarazadas:

    Cubrir la piel expuesta con camisas de manga larga, pantalones y sombreros
    Usar repelentes recomendados por las autoridades de salud y aplicar como indica las etiquetas
    Al dormir durante el día, protegerse con mosquiteros.

Si presenta síntomas de zika, dengue o chikungunya, acuda a un centro de salud.


¿Cuál es la respuesta de la OPS/OMS en las Américas?

La OPS/OMS está trabajando activamente con los países de las Américas para que puedan desarrollar o mantener la capacidad para detectar y confirmar casos de zika, para que sepan cómo atender a las personas afectadas de esta enfermedad y para que puedan implementar estrategias efectivas para reducir la presencia del mosquito y minimizar la posibilidad de un brote. El apoyo se manifiesta en tres pilares:

Prevención:

    En el control del vector, es decir en cómo trabajar activamente junto con los gobiernos, los socios y las comunidades para eliminar a las poblaciones de mosquitos.

Detección:

    En fortalecer la capacidad de los laboratorios, para que puedan detectar el virus de manera oportuna (en colaboración con otros centros colaboradores y socios estratégicos).  
    En monitorear la expansión geográfica del virus, y la aparición de complicaciones y casos graves a través de la vigilancia de eventos y de la notificación de los países a través del canal del Reglamento Sanitario Internacional

Respuesta:

    En elaborar recomendaciones para la atención clínica y el seguimiento de las personas con zika, con colaboración de asociaciones profesionales y expertos de los países.
    En asesorar en comunicación de riesgo, para dar respuesta a la introducción del virus en el país.
    En la compra de insecticidas y larvicidas para el control de vectores, de medicamentos para la atención de pacientes con complicaciones, y de insumos de laboratorio para diagnóstico, que los países pueden adquirir a través del Fondo Estratégico de la OPS.

Para estos tres pilares, se están apoyando iniciativas de investigación de autoridades de salud, instituciones académicas y de investigación, para conocer más sobre las características del virus y su impacto en la salud de las personas y las posibles consecuencias de su infección.